22 de noviembre de 2016

¿Por qué evito la leche de vaca?


Nunca he sido gran amiga de la leche, de hecho en mi infancia y adolescencia apenas bebía leche. Además, siendo yo pequeña, durante una temporada dejé de consumir cualquier producto que contuviera lactosa porque el médico tenía sospechas de que pudiera ser intolerante, aunque después descubrieron que mis problemas de estómago se debían a la bacteria helicobacter pilory.

Empecé a incluir la leche en mi dieta diaria a raíz de empezar a tomar café, hace unos 6 o 7 años, y en general no tenía nada en contra hasta que relacioné el mal estado de mi piel con la ingesta de leche de vaca.



Como he dicho al principio, de pequeña apenas bebía leche, y durante mi adolescencia no tuve nada de acné más que por la zona alta de la espalda, pero lo que es en la cara nada de nada, algún granito puntual, pero nada que pudiera llamarse acné. 

Hace unos años me empezaron a salir granitos por la zona de la mandíbula y por la frente, granitos inflamatorios, y empecé a usar cosméticos agresivos, cosa que al final acababa por empeorar la situación general de mi piel, ya que usaba productos para piel grasa cuando en realidad yo la tenía normal a seca, y al usar ese tipo de productos mi piel reaccionaba produciendo más grasa, aunque más tarde me di cuenta de ese error ^^

Fue a raíz de leer un artículo que trataba sobre la relación entre el acné y la ingesta de leche de vaca cuando se me encendió la bombilla. En ese artículo se explicaba cómo la leche que bebemos puede contener antibióticos (aunque parece que en la EU está bastante controlado) y hormonas, los cuales provocarían picos de insulina que favorecen los "breakouts" (aparición de imperfecciones). Así mismo la cantidad de hormonas que de forma natural (al igual que toda leche materna humana) contiene la leche es lo suficientemente alta como para poder desequilibrar nuestro balance hormonal, en concreto la principal hormona que contiene la leche es la IGF-1 (Insuline Like Grow Factor), es decir, la hormona del crecimiento. Esta hormona estimula la producción de células de la piel, lo que en relativamente poco tiempo conllevará a una acumulación excesiva de células muertas en los poros, favoreciendo la aparición de granitos y poros sucios y dilatados.

Así que después de leer toda esa información, decidí empezar a evitar y reducir (que no eliminar) mi ingesta de leche de vaca. Empecé a tomar los cafés con leche de avena, una leche vegetal rica en fibra, proteínas, vitamina B (regula el sistema nervioso y digestivo) y calcio natural, y desde entonces mi piel ha pegado una mejora increíble y han desaparecido completamente los comedones de la frente y la mandíbula.

Aun así no he dejado de ingerir productos lácteos. En verano hubo unos días en los que comí bastante helado y me volvieron a aparecer algunos granitos, los cuales desaparecieron a los pocos días sin tomar helado, cosa que confirmó mis sospechas sobre mi relación leche-granitos. También el queso me gusta demasiado como para dejar totalmente los lácteos, y de todas formas no me afecta ni de lejos igual que la leche, posiblemente porque lo consumo en mucha menor cantidad de lo que lo hacía con la leche.

Me encanta que en muchas cafeterías están incluyendo la opción de leches vegetales como alternativa a la leche de vaca (sobre todo en grandes firmas como Starbucks, McDonals...). Aun así no me importa si algún día me bebo un café con leche de vaca, lo suyo es la moderación, mi piel lo tiene comprobado :)

Obviamente no todas las personas somos iguales ni todos los cuerpos reaccionan de la misma manera, sólo he explicado mi opinión a raíz de mi experiencia y resultado de la piel, porque es posible que a alguien le encienda la bombilla, como me ocurrió a mí en su momento, y le sea de utilidad este post ^^ Hay personas que demonizan la leche y hay otras que defienden su consumo diario, yo estoy en el bando neutral, en el "de todo, pero con equilibrio y moderación" ^^

¿Consumes leche de vaca a diario? ¿Te gustan las leches vegetales?

Gracias por leerme!

14 comentarios :

  1. Yo bebo leche de vaca toda la vida y no he tenido granos de ningún tipo.
    Me gustaría dejarla por mi problema con el trato a los animales (estoy demasiado metida en todo eso ahora), mi problema es que la leche me gusta DEMASIADO. Consumo bastante (bueno, un vaso al día), así como queso, yogurt, etc. Soy muy de lácteos, la verdad. He probado varias leches vegetales pero hasta la fecha no he encontrado ninguna que me guste.
    ¡Que dilema!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo, cada persona es un mundo y todos reaccionamos de manera distinta a los alimentos ^^ Besos guapa!

      Eliminar
  2. Yo tomo queso casi a diario y la leche la he reducido a la del café de la mañana porque me daba gases, pero por lo demás bien. Es que si me la quito no encontraba sentido a hacerlo y seguir tomando queso, y con el queso tengo adicción,jajaja Así que la reduje y la sustituí por infusiones, y genial.
    BESOS!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja a mí el queso también me pierde... :D Besos!

      Eliminar
  3. Yo la eliminé de mi dieta por un tema de salud, y no he vuelto a ella. Menos,d espués de todo lo que he leído y visto desde entonces en seminarios de nutrición.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo casi que prefiero no saber más de lo que sé... ojos que no ven... ^^' Besos guapa! ;)

      Eliminar
  4. ¿En serio? Ay madre....a ver, la leche que consumimos ni tiene hormonas, ni antibióticos (ambos estrictamente prohibidos en Europa), ni provoca mocos ni acné. Por lo menos, a día de hoy no hay estudios científicos SERIOS que lo demuestren. Son bulos pseudocientíficos y afortunadamente disponemos instituciones y de protocolos de control que detectan fraudes y engaños en la comercialización de alimentos. Si buscáis información veraz y con una completísima información científica, acudid a fuentes serias como http://loquedicelacienciaparadelgazar.blogspot.com.es/ y http://boticariagarcia.com/leche-veneno-blanco. Pongámonos serios de una vez con quienes intentan vendernos productos a base de miedo....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la EU posiblemente no (aunque a veces se descubren casos de tratamientos de forma ilegal). De todas formas lo que digan blogs personales tampoco me lo tomo muy en serio. Yo escribo desde mi punto de vista y desde mi experiencia, no pretendo meterle miedo a nadie ^^

      Eliminar
  5. Lo bueno es pillar de una manera tan clara que un producto nos sienta mal. La razón puede no tener que ver con informaciones alarmistas, eso da lo mismo. A mi por ejemplo el chorizo me cae mal la mayoría de las veces y por eso trato de comerlo con muchísima mesura.

    ResponderEliminar
  6. Cada vez consumo menos leche de vaca, la intercalo con soja y al mendras, que además está riquísima! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La de almendras todavía no la he probado porque la de avena me gusta tanto que ha desbancado al resto xD Besos guapa!

      Eliminar
  7. Yo consumo leche de vaca desnatada y tomo leche de almendras a temporadas.
    No puedo con el sabor de la leche de vaca siempre tengo que tomarla "disfrazada" y mucho menos con la de soja.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Prueba la de avena o la de avellanas, tienen un sabor distinto. La de soja es cierto que tiene un sabor un tanto especial ^^ Besos!

      Eliminar