8 de mayo de 2017

M·A·C Next to Nothing


Siempre que sale una nueva base de MAC me pica la curiosidad, y más si promete una piel luminosa. Todo lo que mejore visualmente la piel y aporte luminosidad es bienvenido a mi colección, y este nuevo lanzamiento de MAC bien se ha merecido un huequito en mi rutina de maquillaje.

En concreto se trata de la nueva línea Next to Nothing que se compone de nueve tonos de polvos compactos y otros nueve de base de maquillaje. Llevo ya unas semanas probándolo, así que si quieres saber mi opinión sigue leyendo ^^







La base de maquillaje no es una base en sí, sino que la llaman "face colour", que viene a ser un fluido del plan hidratante con color. La cobertura es muy sutil, yo diría que menos que una BB Cream o que la F&B. Unifica el tono sin aportar demasiado producto a la piel. El acabado es muy glowy, tipo la F&B, y se hace necesario sellarla ni que sea con un poquito de polvo. La duración en mi piel seca es bastante buena y no me saca brillos, y en la zona donde la tengo más sensible no he notado ni quemazón ni nada, por lo que posiblemente a las pieles sensibles también les vaya bien.

Contiene ingredientes nutritivos como extracto de pepino, aceite de girasol (rico en antioxidantes) y extracto de cebada (rico en vitaminas del grupo B, que hidratan y protegen la piel). Esto hace que sea un producto ideal para pieles normales a secas. A las pieles grasas quizás no les guste tanto el acabado tan luminoso, aunque sellado con los polvos de la misma gama se rebaja el efecto.

La base de puede usar tanto sola como debajo de otras bases de maquillaje para aportar un toque de luminosidad extra a la piel. La he probado de todas las formas (sola, debajo de otra base y mezclada) y como más me gusta es sola en los días en los que tengo la piel bien, es decir, sin demasiadas imperfecciones, o para cuando no me apetece maquillarme mucho pero quiero tener buena cara.

Comentar también que se oxida ligeramente, por lo que os recomiendo tenerlo en cuenta si estáis pensando en comprarla. Yo tengo el tono Light (suelo ser NC15) y se me sube un pelín, aunque para verano creo que quedará perfecta. 

Los polvos tienen una textura súper sedosa. Dejan un acabado luminoso en la piel sin aportar nada de shimmer ni brillantina. Según la web son micro-potenciadores de la luz que aportan un resultado radiante y saludable sin necesidad de filtros, y estoy totalmente de acuerdo con la descripción. Me recuerdan a los polvos de Hourglass pero sin nada de shimmer. Al reflejar la luz se ve la piel como más uniforme y las imperfecciones más disimuladas.

Eso sí, al ser tan sedosos hay que tener cuidado al aplicarlos y hacerlo con una brocha tupida de pelo más bien suelto porque es muy fácil pasarse y en vez de tener un acabado luminoso acabas por tener el efecto contrario: empolvado y algo acartonado, sobre todo en pieles secas como la mía.

Sin duda me parecen unos productos ideales para verano porque unifican y mejoran el tono y no sientes que llevas nada en la piel. Muy recomendado para pieles normales a secas y/o sensibles que quieran dar algo de color a la piel sin aportar demasiada cobertura.

¿Has probado esta base? ¿Qué base de MAC es tu favorita? ¿Qué otras bases de este estilo conoces?

Gracias por leerme!

2 comentarios :

  1. Creo que no es para mi, para esto tan ligero prefiero una protectora con color y que no oxide, así que te agradezco la reseña.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la verdad es que el hecho de que se oxide es un punto muy en contra. Besos guapa! 😘

      Eliminar